Cómo formar a los agentes de ventas para que marquen la diferencia

Cómo formar a los agentes de ventas para que marquen la diferencia

No existe una receta mágica que garantice que las personas que formamos vayan a ser espléndidos vendedores pero sí que podemos transmitir unas directrices claras para que los futuros agentes de ventas sean capaces de conectar con el cliente, encontrar su técnica de venta y estar preparados para cualquier situación.

Lección nº 1 >> Cómo conectar con el cliente

Una de las primeras claves que comunicamos a los agentes de ventas es que en un servicio de venta la importancia radica en el cómo. Lo que dices es importante, pero cómo lo dices es vital. Cómo transmitimos la información es la clave para que el receptor sienta la necesidad de comprar lo que ofrecemos.

Lección nº 2 >> Descubre tu fortaleza

Nuestra misión consiste en despertar el instinto comercial en los agentes. Debemos personalizar la formación para descubrir la fortaleza de cada uno de ellos y así poder desarrollar y potenciar esa cualidad innata que poseen y que, en muchos casos, desconocen. Al ser conscientes de su potencial llegará la confianza, la seguridad. Y con ellas, el éxito.

Lección nº 3 >> Tienes que estar preparado

Formar a un agente de ventas es buscar constantemente respuestas en él, conseguir que esté preparado para enfrentarse a cualquier situación. Para ello utilizaremos técnicas teóricas y prácticas, dinámicas de venta, role-play, gamificación… Todo lo que sea necesario para que el agente de ventas sepa reaccionar ante diferentes respuestas del cliente potencial. Si una persona es capaz de desarrollar ese potencial de venta que todos llevamos dentro, será capaz de vender cualquier cosa.

Lección nº 4 >> La comunicación constante y bidireccional es clave

Escuchar al cliente y mantener una conversación fluida es fundamental para cerrar una venta. También lo es durante el proceso de formación del agente de ventas, el feedback ha de ser diario. Porque la venta es muy dura y lo sabemos, no podemos permitir que nadie se quede por el camino por no haber recibido la ayuda necesaria.A veces, un comentario positivo es el empuje que hace falta. Otras veces, las correcciones enderezan un debate flojo o falto de empuje.

Como formadores siempre es fundamental dar apoyo y enseñar a andar. Si lo hacemos bien, antes de que nos demos cuenta los buenos vendedores correrán ante nuestros ojos y los números serán el mejor aval.

También puede interesarte...